Proyecto multimedia muestra el constante cambio en la forma de las ciudades

El nuevo Atlas de la Expansión Urbana utiliza datos antiguos y nuevos para representar gráficamente lo que verdaderamente significa el crecimiento urbano masivo. Arriba se muestra Quito, Ecuador.

QUITO, Ecuador — En Hábitat III, la conferencia de las Naciones Unidas sobre ciudades que se celebró aquí del 17 al 20 de octubre, se habló mucho sobre “urbanización”, “planificación territorial” y “dispersión urbana”. Si bien esos términos pueden tener sentido para los urbanistas, para otros pueden ser abstracciones imposibles.

Un proyecto de investigación multimedia, anunciado el 19 de octubre en Quito, apunta a cambiar esa situación.

El proyecto se llama Atlas de la Expansión Urbana y se encuentra disponible en línea aquí. Se trata de una valiosa colección de gráficos y visualizaciones de datos que muestran la forma del crecimiento urbano en 200 ciudades del mundo de más de 100.000 habitantes. Uno de sus principales atractivos es que utiliza mapas históricos e imágenes satelitales más contemporáneas para crear animaciones cautivantes que revelan las ciudades propagándose como un cáncer por todo el territorio.

El proyecto es el resultado de una colaboración entre el Programa de Expansión Urbana de la Universidad de Nueva York, ONU-Hábitat y el Instituto Lincoln de Políticas del Suelo. La versión multimedia del Atlas se basa en un libro anterior del mismo nombre. “La función principal de este atlas es mostrar la rapidez con la que se expanden las ciudades y cómo esta expansión afecta la periferia urbana”, dijo Shlomo “Solly” Angel, investigador de la Universidad de Nueva York.

Por ejemplo, cuando se duplica la población de una ciudad, se triplica el suelo que consume. Según los resultados del Atlas, la superficie ocupada por ciudades en los países menos desarrollados se expandió 3,5 veces entre 1990 y 2015. (A los fines de este proyecto, el término “ciudad” se refiere a la extensión urbanizada de una zona metropolitana, en contraposición con una única jurisdicción).

Angel sostiene que estos resultados implican que las ciudades deben planificar su expansión construyendo la infraestructura necesaria de antemano, en lugar de crear “cinturones verdes” o establecer políticas regulatorias dirigidas a contener el crecimiento, lo que puede transformar a las ciudades en lugares menos asequibles para vivir.

Armando Carbonell, miembro senior del Instituto Lincoln de Políticas de Suelo, dice que los datos del Atlas tienen implicancias para la implementación de la Nueva Agenda Urbana, el documento que las naciones acordaron como producto de Hábitat III.

“El principal mensaje que se transmite con este proyecto es que las tendencias de desdensificación y expansión que hemos identificado resultan antiéticas frente a los objetivos de sustentabilidad y resiliencia climática planteados en la Nueva Agenda Urbana”, afirmó Carbonell.

Le pedí a Angel que identificara varias ciudades en el Atlas que demuestren los desafíos o las oportunidades que tendrán las ciudades del futuro. Eligió tres pares de ciudades que dan lugar a comparaciones interesantes en lo que respecta a la expansión, la densidad y el bienestar general de una ciudad

.

París y Lagos

La comparación entre la sofisticada capital francesa y la caótica megaciudad nigeriana puede parecer despareja, pero ambas tienen prácticamente la misma población: apenas poco más de 11 millones. Sin embargo, a pesar de que la economía de Nigeria está repuntando, París sigue estando muy por encima en términos financieros, un hecho que tiene enormes implicancias para el consumo de suelo. “París es 3,5 veces más grande que Lagos”, explica Angel, “porque la cantidad de dinero que tienen los habitantes de París es 10 veces mayor que la que tienen los habitantes de Lagos. Por consiguiente, consumen más suelo”.

Mumbai y Hong Kong

La ciudad más grande de la India y el centro financiero semi-independiente de China tienen aproximadamente la misma densidad. Pero Hong Kong es mucho más rico, y sus habitantes viven en mejores condiciones en torres de departamentos. “En Mumbai, la elevada densidad constituye un problema”, dijo Angel, al referirse a los tristemente célebres asentamientos precarios de la ciudad. “Viven más cerca del suelo”. En consecuencia, Mumbai está mucho más superpoblada que Hong Kong. “La densidad en Mumbai redunda en hacinamiento”, explicó a modo de resumen. “En Hong Kong, la densidad se traduce en inmensos rascacielos que brindan a todos suficiente espacio para vivir. Donde hay mucho capital y se pueden construir edificios muy altos, se resuelve el problema del hacinamiento”.

Los Ángeles y Shanghái

El Atlas también ilustra la manera en que se expanden las ciudades. Angel explica que, contrariamente a la noción popular de que Los Ángeles es un símbolo de dispersión urbana, “Los Ángeles se está expandiendo en forma muy apretada”. Eso se debe a las limitaciones geográficas que presenta: montañas de un lado y el océano del otro. También hay algunas restricciones básicas, como el alcance del sistema municipal de abastecimiento de agua y la distancia de viaje en una zona metropolitana que no es famosa por su sistema de transporte público. En contraste, la capital financiera china crece a través de parches que se extienden sobre el borde urbano. Parecen “marcas de sarampión esparcidas por la periferia”, dice Angel. En parte, ello obedece a que algunas ciudades chinas deben lidiar con leyes provinciales que restringen la conversión de suelo rural en urbano con el fin de proteger la seguridad alimentaria. “Cuando estas ciudades chinas se expanden, lo hacen de manera muy fragmentada”, comenta Angel, al sugerir que deberían aspirar a tener una “expansión más compacta, al estilo de Los Ángeles”.

Este artículo fue traducido al español a través de un acuerdo entre Citiscope y el Observatorio Latino Americano (OLA) de The New School, una universidad en Nueva York. Puede suscribirse al newsletter quincenal con artículos destacados en español de OLA-Citiscope aquí. Subscribe to weekly updates in English here.

Citiscope es miembro del Proyecto de Periodismo de Hábitat III; más información aquí.

Back to top

More from Citiscope

Gregory Scruggs is a senior correspondent for Citiscope. Full bio

Get Citiscope’s email newsletter on local solutions to global goals.