50.000 personas se reúnen en Quito para Hábitat III, la cumbre sobre el futuro de las ciudades que tiene lugar una vez en cada generación

Durante las conferencias repartidas en cuatro días, los presidentes, ministros, entre otros representantes de 140 países adoptarán la Nueva Agenda Urbana, una visión global sobre urbanización sostenible para los próximos 20 años.

Habitat III Secretariat

QUITO, Ecuador: El futuro de las ciudades se diseñará esta semana en la altura de la Cordillera de los Andes, con alrededor de 50.000 personas reunidas en una cumbre que tiene como objetivo la adopción de una nueva visión global sobre la manera de planificar, construir y manejar una ciudad de manera equitativa y sostenible.

El evento, formalmente la Conferencia de las Naciones Unidas sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible, conocida comúnmente como Hábitat III, representa la tercera vez en la historia en la que los líderes mundiales, alcaldes, directores de negocios, profesionales, académicos, activistas entre otros se han reunido para plantear estrategias en miras a las ciudades del futuro.

Al finalizar los cuatro días de conferencias, los gobiernos nacionales adoptarán un acuerdo voluntario, no vinculante conocido como la Nueva Agenda Urbana. El documento, el cual se dio por finalizado en septiembre después de cuatro meses de negociación, es una estrategia de urbanización diseñada para regir las políticas nacionales y las prioridades locales por los próximos veinte años.

Antes de la conferencia, se confirmó la asistencia de representantes de alrededor de 140 gobiernos nacionales, incluyendo al menos a 11 presidentes, además del Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon. (El número final de participantes aún no está confirmado). Los alcaldes de Barcelona, Bogotá, Johannesburgo, Madrid, Montreal y Teherán se encuentran entre los líderes de grandes ciudades que se han dado cita en Quito. Joan Clos, antiguo alcalde de Barcelona y actual líder de UN-Habitat, presidirá la conferencia en calidad de secretario general. 

[Véase: A Clos-up view on urbanization]

Los alcaldes, posiblemente, conforman la delegación más organizada después de los gobiernos nacionales. Se espera que alcaldes de todo el mundo asistan a los eventos que se llevarán a cabo esta semana, con el fin de compartir sus perspectivas respecto al manejo de las ciudades, mientras enfrentan desafíos como el cambio climático, la pobreza, la atención médica, la educación, el transporte, los refugiados, y más.

De la misma manera, las grandes delegaciones de alcaldes se reunieron la semana pasada en Bogotá, Colombia, y nuevamente el domingo en Quito en una invitación para lo que llamaron “un asiento a la mesa global” de la toma de decisiones internacionales que afectan a las ciudades.

Giro hacia la implementación

Es indispensable recalcar que el tema central se encuentra plasmado en el texto de 23 páginas que define las medidas a adoptar. La Nueva Agenda Urbana es el primer documento de las Naciones Unidas que incluye el diseño, la forma y la función de las ciudades desde hace una década, el momento en el que el mundo se convirtiera mayoritariamente en un área urbana. Las actuales proyecciones sugieren que para el año 2050 más del 70 por ciento de la población mundial viviría dentro de ciudades.

Considerando que los diagnósticos y las prescripciones tanto para las ciudades dentro de países desarrollados como de los países en desarrollo son similares, el documento busca ofrecer un conjunto de herramientas integral conforme al urbanismo del siglo 21. Por ejemplo, hace un llamado a la implementación de ciudades compactas, crecimiento policéntrico, desarrollo orientado hacia el tránsito, espacios públicos adecuados y a frenar el crecimiento urbano descontrolado.

Los organizadores de Hábitat III consideran a estas prescripciones como lineamientos técnicos importantes. No obstante, la conferencia de esta semana y la estrategia resultado de la misma son consideradas como una oportunidad clave para defender la postura que establece que las ciudades pueden y necesitan representar un papel importante para abarcar muchos de los insuperables problemas del mundo, entre ellos se cuentan el cambio climático, la pobreza y la desigualdad.

[Véase: How do we ensure broad buy-in to the New Urban Agenda?]

Los promotores indican que esto constituiría un cambio significativo en cuanto al pensamiento global respecto a la urbanización. Por décadas, se ha visto a las áreas urbanas de manera negativa, como productoras de contaminación, tráfico, crimen y desigualdad. La Nueva Agenda Urbana promueve una visión notablemente diferente: una que, de acuerdo al texto, se centra en la “urbanización como motor del crecimiento económico sostenido e inclusivo, del desarrollo social y cultural y de la protección ambiental”. Así, se establece ampliamente un punto de partida en un acuerdo de tan alto nivel.

Como todo documento de las Naciones Unidas, los signatarios de la Nueva Agenda Urbana serán gobiernos nacionales, sin embargo, el objetivo de la audiencia internacional que se ha dado cita en Quito es el de presionar a los representantes nacionales para que actúen conforme a las cláusulas de la Nueva Agenda Urbana y los incluyan en el proceso.

De hecho, los organizadores afirman que la principal prioridad de la cumbre de esta semana será la implementación del acuerdo. Muchos de los cientos de eventos programados para llevarse a cabo al margen de la conferencia buscan abarcar este complejo tema, anunciar compromisos formales, develar marcos de monitoreo y plantear estrategias respecto a la manera en que varios distritos pueden participar para convertir a los principales objetivos de la Nueva Agenda Urbana en una realidad.

El texto de la agenda se finalizó el mes pasado después de cuatro meses de negociación, lo cual culminó con muchos compromisos de último minuto entre los gobiernos nacionales. Como resultado, el contenido de la Nueva Agenda Urbana ha sido conocida por más de un mes, y no se espera alguna negociación política esta semana.

[Véase: Final burst of talks results in consensus on draft New Urban Agenda]

En su lugar, lo altos funcionarios reunidos en Quito en representación de sus respectivos gobiernos participarán en sesiones plenarias diarias, en las mismas que se espera que ofrezcan perspectivas a partir de sus experiencias nacionales de urbanización y las lecciones aprendidas relacionadas.

Asimismo, un componente principal de la conferencia oficial será la implementación. Se espera que los países individuales, ciudades, agencias de las Naciones Unidas, instituciones multilaterales, universidades, corporaciones y ONG anuncien una serie de compromisos a los que los organizadores han llamado el Plan de Implementación de Quito.

Sin embargo, la sociedad civil está bien representada aquí en Quito, y gran parte de su energía se centrará en formular estrategias y perfilar roles específicos propios en un proceso de implementación que se extenderá hasta el año 2036. Durante el fin de semana, varios principales grupos de interés, incluyendo a mujeres, jóvenes, comunidades de negocios y autoridades locales, mantuvieron asambleas diarias centradas en sus preocupaciones en torno a la urbanización. Ese diálogo continuará con una serie de mesas redondas conformadas por las partes interesadas durante esta semana, tratando temas como agricultores, la población indígena, los sindicatos, los profesionales y más.

Un evento que se lleva a cabo en toda la ciudad

Físicamente, la conferencia Hábitat III se ha apoderado de gran parte del centro de Quito, cerrando varias vías principales. La zona principal incluye a la recientemente renovada Casa de la Cultura Benjamín Carrión, un edificio circular de la era de 1950 que alberga museos, bibliotecas y teatros, en la que se llevará a cabo la mayoría de los eventos oficiales. A las afueras de esta edificación se encuentra un gran parque público llamado El Arbolito, el cual alberga a pabellones dedicados a Ecuador, Quito y a la propia Nueva Agenda Urbana.

Una sala de exposiciones cercana es el escenario de un verdadero espectáculo comercial de urbanismo. Se ofrece cientos de cabinas y exhibiciones respecto a las últimas investigaciones de las universidades, al igual que una exhibición de políticas urbanas y vivienda de los gobiernos nacionales conjuntamente con los esfuerzos de varias ONG en respaldo de tales políticas.

[Véase: How is Quito preparing for Habitat III?]

También existen otras áreas de la ciudad que se encuentran participando de manera activa. Los barrios cercanos de La Mariscal y La Floresta se han convertido en la “Habitat III Village”, en donde gobiernos y ONG han instalado una mezcla de intervenciones temporales y permanentes en el paisaje urbano. De acuerdo a los organizadores, los proyectos resaltan las innovaciones urbanas presenciales, descritas como una oportunidad de “experimentar la Nueva Agenda Urbana en las calles de Quito”.

Algunos de los eventos que se llevarán a cabo en el transcurso de la semana también se encuentran significativamente fuera del proceso de Hábitat III. Principalmente, las universidades locales son el escenario de estos eventos “protesta” y “alternativos” que representan a grupos y a pensadores que no están de acuerdo con las prioridades o con importantes aspectos de la Nueva Agenda Urbana, además de con la manera en que se llevaron a cabo las preparaciones para la conferencia. Los sociólogos Saskia Sassen y Richard Sennett, dos de los teóricos líderes en el mundo académico en cuanto a vida urbana, darán una charla en el foro paralelo “Hacia un Hábitat III Alternativo”. Al final de la semana, varios de estos eventos buscan ofrecer visiones y estrategias alternativas respecto a la urbanización.

[Véase: Alternative forums to offer urban visions outside of Habitat III]

Los eventos de esta semana marcan la primera vez que Quito ha sido sede de una cumbre de las Naciones Unidas, a pesar de que la ciudad no es extraña a albergar a grandes números de personas. La visita del Papa Francisco, el año pasado atrajo a un estimado de 1 millón de personas a su misa pública. La ciudad también es la sede de la UNASUR, la unión política de los países de América del Sur.

Hábitat III, tal como su nombre lo indica, sigue los pasos de sus dos predecesores. La primera de estas reuniones se llevó a cabo en 1976 en Vancouver; y conllevó al nacimiento de UN-Hábitat, la agencia internacional que se especializa en urbanización. El arquitecto R. Buckminster Fuller, la antropóloga Margaret Mead y la Madre Teresa se encontraron entre los asistentes al evento, la primera reunión mundial respecto a asentamientos humanos.

Veinte años después, la conferencia Hábitat II, realizada en Estambul, fue catalogada como la “Cumbre de la Ciudad” y se le acreditó el impulso de un movimiento global en torno a la urbanización, el cual conllevó directamente a que miles de personas se reúnan esta semana en Quito.

¡Manténgase al día en cuanto a la información sobre Hábitat III! Suscríbase al boletín de noticias de Citiscope, incluyendo una cobertura diaria especial desde Quito. Citiscope es un miembro del Proyecto periodístico de Hábitat III; Conozca más aquí.

This story is tagged under: 

Get Citiscope’s email newsletter on local solutions to global goals.

Back to top

More from Citiscope

Latest Commentary